Madre e hijo unidos por la educación

 

#LiderazgoMultiplicadorIMG_1464

Carlos Fernando Morales Reyes al finalizar la escuela guarda su XO y apoya a un primo en un taller de mecánica, tiene 11 años y desde los ocho le han gustado los autos. Luego de estudiar busca en Wikipedia modelos de vehículos, características y piezas.

Carlos es un niño aplicado, buen alumno, el primo con el que trabaja en el taller le enseñó a usar varios programas de la XO. “Me gusta la computadora porque tiene actividades para multiplicar. Yo sé que con lo que estoy aprendiendo me ayudará para ser alguien en el futuro”, afirma.

Sin embargo, Karla Margarita Reyes Muños, madre de Carlos considera que ya es un campeón. “Le dan 150 córdobas a la semana por apoyar en el taller y los usa para sus estudios. Él trabaja ahí porque quiere, le dijimos que no y nos respondió que es mejor eso que estar en la calle. El dinero que gasta lo ocupa en cosas del colegio”, relata.

Doña Karla, animada por Carlos, ha usado la XO, pero para buscar información sobre enfermedades, porque estudia enfermería y trabaja en el Sanatorio de León. “Al comienzo Carlos me buscaba la información, a veces se conecta con el internet del vecindario y sino con Wikipedia. Estudio en la Universidad de Occidente segundo año y llevo 99 de promedio”, comenta.

La llegada del Programa Educativo “Una Computadora por Niño” a la escuela John F. Kennedy de León hace cinco años, ha unido a esta familia, motivando a madre e hijo para estudiar y salir adelante. “Carlos me motiva a que siga estudiando, para mí él es un niño ejemplar. Recuerdo lo orgullosa que me sentí cuando me dijo mamá allá van tus compañeras de clase”, dice sonriendo.