Plan de formación para Voluntarios de FZT

Fundación Zamora Terán cuenta con un Programa de Voluntariado que se estructura en: Voluntariado Social, Profesional, Corporativo e Internacional. Todos unidos por el deseo de apoyar la educación de la niñez, a través del Programa Educativo “Una Computadora por Niño”.

Ena Castillo, Coordinadora de Voluntariado de FZT, explica en qué consiste cada voluntariado iniciando por el social en el cual los participantes pueden ser de secundaria, primaria o adultos con tiempo libre o disposición, con deseos de apoyar y aportar al desarrollo del Programa Educativo “Una Computadora por Niño”.

El voluntariado profesional es más específico, indica Castillo, pues este es para estudiantes de últimos años de su carrera, que deseen realizar sus prácticas profesionales en FZT, apoyando específicamente en su área de estudio.

Otro de los voluntariados mencionados por Castillo es el Corporativo, en el cual, personal de distintas empresas pueden apoyar a la Fundación, en los diferentes procesos del modelo de implementación del Programa Educativo. Actualmente de quienes se recibe más aportes es de los colaboradores de Grupo Lafise.

Por último, se encuentra el Voluntariado internacional, los cuales suelen ser extranjeros que se ponen en contacto con la Fundación, mediante un proceso de entrevista, para conocer su visión de venir a apoyar a la organización de manera puntual en algún proyecto, porque su estadía es por lo general de dos o tres meses, argumenta Ena Castillo.

Plan de Formación

Como una manera de retribuir el apoyo que brindan a la educación de la niñez, FZT ha diseñado un Plan de Formación para el desarrollo profesional y personal de los voluntarios, divididos en ciclo básico y especializado.

De acuerdo con Castillo, el ciclo básico consta de 16 horas de formación y está dirigido a voluntarios sociales, profesionales e internacionales. Inicia con inducción para conocer el modelo de implementación del Programa Educativo, las áreas de trabajo a nivel de institución y facilitando un taller sobre uso de las computadoras XO, el segundo bloque corresponde al de habilidades socioemocionales; dirigida al desarrollo de habilidades blandas como: comunicación asertiva, trabajo en equipo, habilidades para la vida y que aprendan a ser ciudadanos globales. Se facilitan a su vez, sesiones de aprendizaje del inglés comunicativo, oratoria, redacción de Curriculum Vitae, preparación para entrevistas de trabajo y sesiones de programación.

El otro ciclo de formación, de acuerdo a Castillo, es el especializado, dirigido a los voluntarios profesionales, con formación técnica, según el perfil del voluntario para el desarrollo de un proyecto específico, por ejemplo, marketing digital para estudiantes de comunicación.

Para unirse al Programa de Voluntariado se puede escribir a cualquiera de las diferentes plataformas de redes sociales y los requisitos son: voluntad, tiempo, constancia, responsabilidad, flexibilidad y el deseo de contribuir con la educación de la niñez.