Barrick Pueblo Viejo inicia programa “Una Computadora por Niño” en República Dominicana

IMG-20151028-WA0008La empresa Barrick Pueblo Viejo dio inicio a un piloto del programa “Una Computadora por Niño” en República Dominicana, para contribuir con el fortalecimiento del proceso de enseñanza- aprendizaje de unos 750 niños y niñas de las provincias próximas a su operaciones en las provincias Sánchez Ramírez y San Pedro de Macorís, facilitando su acceso a la tecnología.

 

Para llevar a cabo esta iniciativa, Barrick Pueblo Viejo recibió la asesoría de Fundación Zamora Terán de Nicaragua, que trabaja en alianza estratégica con One Laptop Per Child (OLPC).

“En Barrick Pueblo Viejo contribuimos a la educación facilitando el acceso a la tecnología, a niños y niñas de  las comunidades aledañas a nuestras operaciones”, destacó Manuel Rocha, presidente de Barrick Pueblo Viejo, tras resaltar los aportes que la empresa ha realizado desde su llegada al país en la generación de capacidades de las personas cercanas a la mina y a la planta Quisqueya I, su fuente principal de energía.IMG-20151028-WA0009

Agregó que con estas acciones de responsabilidad social, la empresa continua realizando aportes para un desarrollo local sostenible.

Faby Manzano, Gerente de Responsabilidad Social Corporativa de Barrick Pueblo Viejo, informó que el programa se lleva a cabo con el apoyo de las regionales de Educación 16 y 05, correspondientes a las provincias Sánchez Ramírez y San Pedro de Macorís, respectivamente, así como los distritos educativos a los que pertenecen las seis escuelas seleccionadas para el piloto, ubicadas en las inmediaciones de la mina Pueblo Viejo y de la planta generadora de energía Quisqueya I.

Dijo que como parte del proceso de implementación del piloto, la empresa ha entregado 600 computadoras portátiles a igual número de estudiantes de cinco escuelas en Cotuí y San Pedro de Macorís. “No obstante, el número de niños y niñas que serán beneficiados por la implementación del Programa asciende a 750, gracias a la incorporación de unas 150 computadoras que le habían sido donadas al Centro de Niños y Niñas Andrea Soriano en San Pedro de Macorís, por medio de la Fundación Integral Dominicana al Servicio de la Comunidad, quienes hasta el momento no habían podido desarrollar la iniciativa”, apuntó.