“Cada etapa del voluntariado es diferente”

Liderazgo Multiplicador

IMG-20150608-WA0002

El apoyo de las universidades en el desarrollo del Programa de Voluntarios en Acción (VEA) ha sido fundamental. Destaca, por ejemplo el compromiso de la sede de la Universidad Politécnica de Nicaragua en Rivas (UPOLI-Rivas). Para Danny Javier Víctor Palma, estudiante de cuarto año de ingeniería en Sistemas, cada etapa del voluntariado es diferente y realmente promueve el liderazgo multiplicador.IMG-20150608-WA0001

Danny, acaba de cumplir 20 años y ha respondido al llamado de Fundación Zamora Terán en varias ocasiones. Formó parte de procesos de mantenimiento y reparación y apoyó en el programa “Uno a Uno”, con el cual se fortalece la labor de los docentes, brindándoles acompañamiento en la incorporación de la herramienta educativa XO en el desarrollo de las diferentes asignaturas.

“El Uno a Uno me pareció bonito porque tuvimos la oportunidad de ayudar a los profesores a incluir la computadora en sus actividades de clase. Llegamos a la escuela y los niños estaban más interesados en acudir a sus clases”, afirmó Danny.

Remarcó que cada etapa del voluntariado tiene diferentes características, pero en todas se desarrolla un liderazgo multiplicador. “Cada etapa del voluntariado es diferente. Estuve en la reparación y cada actividad tiene sus características. Realmente se desarrolla un liderazgo multiplicador. Miré como varios de mis compañeros que no se involucraban en labores sociales empezaron a hacerlo y he visto un cambio en ellos. Además han logrado llegar a los niños y han cambiado su forma de ser. Se ven con más confianza y participan más en sus propias clases”, explicó.

“Fue bonito ver el cambio en los niños. Al comienzo inquietos, pero ya cuando trabajamos con la XO estaban más centrados en clase, motivados por aprender”, añadió.