Creatividad para apoyar la educación

El desarrollo del Programa Educativo “Una Computadora por Niño” ha recibido el apoyo de madres y padres de familia que han mostrado su compromiso con la educación, aportando con ideas creativas para la sostenibilidad del mismo. Muestra de ello es que en Honduras un papá inventó una mesa de carga para las herramientas educativas XO y en Corn Island, Nicaragua, una mamá donó un mueble para resguardarlas.

Javier Agustin Cantoral Pineda, fue el creador de la mesa con sus tomacorrientes, para cargar las computadoras de sexto grado de la escuela John Cook de Villa Nueva, Cortés, en Honduras, con el aporte de las madres y padres de familia que hicieron posible esta iniciativa.

Recientemente Karen Picado madre de familia de la escuela Ebenezer Bautista, en Corn Island, Paraíso Digital en Nicaragua, realizó la donación de un mueble de madera, para resguardar las computadoras XO que requieran de un proceso de mantenimiento y reparación.

Estos aportes se suman a iniciativas como la creación del Octopus Charger Prime, el cargador múltiple que ha sido replicado en diferentes escuelas gracias al apoyo de las familias, docentes, directores y donantes del Programa Educativo.

Fundación Zamora Terán agradece a las familias de la región que contribuyen con sus ideas, aportes o donaciones para la implementación del Programa Educativo e incentiva a otras escuelas a replicar estas iniciativas.