Decisión, comunicación y disciplina: Tres claves para directores de Programa Educativo

Jasmila - directora La HayaJasmina Raquel Ruiz Oporta, Directora en la escuela La Haya, señala que los directores de las escuelas beneficiadas con el Programa Educativo “Una Computadora por Niño” deben de tener “decisión” y reconocer la importancia de las XO; “comunicación” con toda la comunidad educativa, incluyendo a los estudiantes; y deben de tener “disciplina” con los maestros, al trabajar en mantenerse en capacitación constante.

Aunque La Haya es una escuela que se incorporó al Programa Educativo hace unos meses, Jasmina Ruiz asegura que ya han visto avances en la educación, en la integración de la comunidad educativa y en el reconocimiento de la importancia de este proyecto para esta escuela ubicada en Chontales.

“Lo primordial son los maestros, quienes han sabido aceptar este proyecto. Ellos han dado las pautas al ayudar a los niños y al poner en práctica lo que aprenden en las capacitaciones que imparte Fundación Zamora Terán”, resalta Ruiz.

Entre los avances de los estudiantes menciona que los niños y niñas ya manipulan muy bien las computadoras, utilizándolas para dictados, hacer oraciones, trabalenguas, entre otros. “Se graban, se mandan mensajes. Este proyecto ya está dando frutos en la educación de los niños y niñas”, afirma.

“Las computadoras son un apoyo. Las maestras en su plan de clase integran las actividades que van a utilizar. Las computadoras traen programas educativos y ellas revisan y los relacionan con lo que impartirán. Así hacen una clase dinámica, dejando lo aburrido, siendo más activas. Eso ha despertado el interés de los estudiantes”, agrega Ruiz.

Asimismo, menciona que el mayor reto para los directores de las escuelas que reciben al Programa Educativo es “luchar con los padres y maestros, además de tener buena comunicación con los estudiantes para cuidar el programa”.

Para Ruiz tres claves para lograr una escuela modelo del Programa Educativo son: En primer lugar tener la decisión, porque a las escuelas se les entrega el proyecto y deben respetarlo, cuidarlo y quererlo; en segundo lugar mantener una buena comunicación con la comunidad educativa, incluyendo a los estudiantes; y en tercer lugar tener disciplina con los docentes y estar pendientes de los detalles y capacitaciones.

Entre las capacitaciones que de acuerdo a Ruiz han fortalecido la educación en la escuela La Haya se encuentra la del método Fonético, Analítico y Sintético (FAS). “Fundación Zamora Terán nos apoya porque muestra cómo podemos reforzar el Método FAS con los programas de la computadora”, finaliza.