Mejorando la gestión directiva

IMG-20150529-WA0026Directores de escuelas del Pacífico, beneficiadas con el Programa Educativo “Una Computadora por Niño” compartieron sus experiencias y buenas prácticas durante la primera reunión de directores del 2015, destacando que en la escuela se siente un ambiente diferente y se está formando una Generación XO.

“Notamos una diferencia entre los estudiantes que no tuvieron una XO y los que hoy cuentan con esa herramienta educativa. Los estudiantes que conocen las XO son más dinámicos, más investigativo, que resuelven problemas y aún hay estudiantes que cuando tienen tareas buscan a niños de primaria para que les presten las XO para responder a necesidades de secundaria. Son más participativos y dinámicos”, afirma Winser Colindres, quien asistió en representación de la Escuela Rey Juan Carlos I.

Agregó que el cambio se nota también en los maestros porque son más participativos y se ve que sus planes de clase los están trabajando con las XO. “Están facilitando más herramientas a sus estudiantes. Preparan sus dibujos, diseños y lo complementan con las computadoras”, dijo.

Por su parte el director del colegio Amelia Cole, Santiago Ruiz Bolaños, señaló que para la escuela la llegada de las computadoras ha sido una “bendición”, porque con estas herramientas los estudiantes pueden ampliar sus conocimientos, hacer investigaciones, se han vuelto más creativos y leen un poco más.

“En el aula de clase interactúan bien porque dominan bastantes actividades y ha habido muchos cambios. Hemos notado la permanencia porque mantenemos la matrícula y hay asistencia”, relata Ruiz.

El gusto por la lectura y la herramienta educativa mantiene a los estudiantes en la escuela y motivados. “Hay estudiantes que hay que sacarlos en la tarde porque se quieren quedar en la escuela. Se siente que el niño tiene esa necesidad de aprender, buscan respuesta y amplían sus conocimientos”, dice.

Visita sorpresa

IMG-20150529-WA0021Los directores recibieron la visita de Roberto Zamora, Presidente de Grupo LAFISE y de Jose Alejandro Rojas, Director Ejecutivo para Centroamerica y el Caribe del Banco Mundial y les comentaron cómo este Programa Educativo ha cambiado la vida de los niños, de los docentes, de la escuela y la comunidad.

“Antes del programa generalmente los niños no les gusta leer, no tienen el hábito. El maestro repetía, tenía más trabajo porque buscaba medios didácticos y le tomaba tiempo, ahora con las computadoras se les facilita el acceso a la información. Además los niños se sienten motivados y un niño que está motivado es un niño que va a estudiar y va responder a las tareas o asignaciones que el maestro pone. Ese cambio es notorio”, explicó Colindres.