El cocodrilo y el pez

Había una vez un cocodrilo que no tenía amigos. Una vez pasó por ahí un pececito que al observar al cocodrilo y percatarse que estaba muy triste le dijo:

-Vamos, no estés así. Te invito que demos un paseo.
-No puedo. – el cocodrilo le dijo.
-¿Por qué no puedes? -el pez preguntó.
-Es que no tengo amigos, estoy muy solo; todos creen que les haré daño – el cocodrilo le dijo.
-No te preocupes -le dijo el pez, -Mis amigos son muy buenos y estoy seguro que te tratarán muy bien. Ya no estarás triste. Ellos también serán tus amigos, ya verás.

Así fue, los dos fueron de paseo a buscar a los amigos del pez que al ver que llegaban salieron muy contentos a recibirlos y los invitaron a jugar con ellos. El cocodrilo, muy sorprendido, jugó con ellos y desde ese día ya no estaba triste porque había encontrado amigos con quienes jugar.

FIN

Creado por: Marvin Jhosua Lanza
Grado: 4to A
Docente: Lucía Rodríguez
Escuela: Santa Clara de Asís, Honduras.