El día que Jorge aprendió a leer

Había una vez, un niño llamado Jorge, que vivía en una casa con su hermano mayor. Cuando fue a la escuela, sus compañeros estaban enseñándole a leer porque no sabía.

Al día siguiente, su maestra estaba pasando a leer a la pizarra a cada alumno. Ya casi era el turno de Jorge y él estaba asustado. Al momento de llamarlo, Jorge pasó a la pizarra, aunque no podía leer.

Al día siguiente, su hermano le preguntó: ¿puedes leer?

Él contestó: -no, y quiero aprender para que mis amigos no se rían de mí-

Su hermano le dijo que le enseñaría.

Jorge aprendió poco a poco a leer. A los días, su maestra lo pasó a la pizarra nuevamente y él leyó muy poco. Ella le dijo que tenía que poner más de su parte, esforzarse más, ya que habría un concurso de lectura en el cual se premiaría a los mejores.

Jorge se motivó mucho con la noticia, al igual que sus compañeros. Inmediatamente fue a decirle a su hermano que el ayudara más a leer para ganar el concurso.

¡Llegó el día del concurso!… todos estaban muy preparados al comenzar el concurso. Todos los participantes leyeron, pero Jorge lo hizo mejor.

Al terminar, fue premiado como el mejor lector. Inmediatamente fue donde su hermano a darle la gran noticia, al igual que las gracias, ya que sin él no lo habría logrado.

Ambos vivieron felices para siempre.

Nombre: Armando Yair Hernández Fúnez
Grado: 5to grado
Maestra: Tania Goff
Escuela: Santa Clara de Asís, Honduras.