El Girasol Amarillo

Había una vez, un girasol amarillo que estaba muy contento porque ese día iba a recibir visitas, así que decidió limpiar su hogar.

Decoró todo con dedicación; colocó un mantel muy bonito sobre la mesa. Su mamá quedó boquiabierta por lo lindo que había quedado el lugar.

Al caer la noche, el girasol, junto a su familia disfrutaban de su cena. De pronto, las luces se apagaron y su papá había desaparecido de la mesa. Lo buscaron y buscaron por todos los lugares, pero no había rastro de él. De pronto, un ruido se escuchó en el sótano. El ruido era de una persona. Subieron lo más rápido posible y abrieron la puerta de golpe. Grande fue su sorpresa cuando vieron que el ruido era su papá. La familia se reunió para terminar la cena y vivieron felices para siempre.

Alumna: Yajaira Barrera
Grado:4to“A”
Profesora: Lucia Rodríguez Méndez
Escuela :Santa Clara de Asís, Honduras.