El niño al que le gustaba dibujar

Había una vez, un niño llamado Estiven que le gustaba dibujar mucho, por ejemplo, una casa, corazones, ositos, gatos, cerditos, etc.

Sus dibujos eran hermosos y los demás niños querían dibujar como él. Entonces Estiven les enseñó a dibujar.

Los niños que ya habían aprendido estaban peleando con Estiven, porque decían que ellos eran mejores.

Estven pensó que los niños se habían vuelto muy peleones, y  les dijo que no discutieran y se acordaran que él les había enseñado, porque  los dones que tenemos debemos ponerlos al servicio de los demás. Además, Dios nos pide que nos ayudemos los unos a los otros.

Ellos dijeron que estaba bien, que ya no pelearían más y serían buenos amigos.

Autora: Kimberly Ruiz
Grado:4to “A”
Maestra :Lucia Rodríguez
Escuela :Santa Clara de Asís, Honduras