Estudiantes monitores técnicos de Bilwi, Nicaragua, listos para apoyar la educación

Niños y niñas de cinco escuelas de Bilwi, Región Autónoma de la Costa Caribe Norte de Nicaragua, beneficiadas con el Programa Educativo “Una Computadora por Niño”, fueron capacitados para asumir el rol de monitores técnicos. El entusiasmo y la alegría por contribuir con su escuela y sus compañeros fueron notables en cada una de las sesiones de preparación, según relata Jairo González, asesor técnico de Fundación Zamora Terán en la zona.

De acuerdo a González se trabajó con 51 niños y niñas monitores con diferentes sesiones de trabajo para que conocieron la diferencia entre daños y defectos de las computadoras XO y para conocer los nombres de los diferentes componentes o repuestos.

Agrega que en muchos casos los estudiantes llegaban por primera vez a las capacitaciones y estaban emocionados por formar parte del equipo de monitores técnicos. Los alumnos monitores por lo general cursan cuarto, quinto o sexto grado de las escuelas beneficiadas.

En una primera etapa los alumnos aprenden las partes de las computadoras, los programas o actividades más usados y luego van realizando reparaciones con diferentes niveles de dificultad.

“Nuestro objetivo fundamental es formar niños monitores de las escuelas del Programa Educativo, para que contribuyan con la sostenibilidad técnica al identificar problemas leves y graves siendo Defectos o Daños y apoyar en las reparaciones”, remarca González.

Indica que los estudiantes monitores se preparan además para compartir con sus compañeros diferentes medidas para el buen uso y cuido de las computadoras XO.

Para la preparación de alumnos monitores se contó con el apoyo de voluntarios de la Bluefields Indian and Caribbean University (BICU) de Bilwi.