Generación XO en acción

Kathia Canales cursa cuarto año de secundaria en la escuela San Judas Tadeo. De tercero a sexto grado fue beneficiada con el Programa Educativo “Una Computadora por Niño”, ahora ha decidido usar parte de su tiempo libre en apoyar el proceso de desensamblaje de las computadoras XO, para apoyar a niños y niñas de primaria.

“Desde que entré al colegio tuve la computadora. Venía de un colegio público y cuando entré a la parroquia no sabía ni encenderla, conforme avanzaban las clases los profesores y mis compañeros me iban enseñando. Me pareció algo bonito y especial porque no todos los colegios tienen la dicha de tener el programa”, afirmó Canales.

Manifestó que mientras tuvo la computadora estuvo comprometida con el cuido y limpieza de la misma, pero esta es la primera vez que la desarma.

“Ahora que la veo con tantas piezas, en algo tan chiquito y ver todas las aplicaciones que tiene y ahora de dónde viene, dónde va cada cable, cada tornillo, me parece muy especial. Yo nunca había desarmado una computadora y ahora que tengo esta oportunidad me siento afortunada porque es algo que sí puedo hacer y sé que si pongo empeño puedo apoyar a los niños”, comentó con una sonrisa.

De niña, las aplicaciones favoritas de Canales eran: Tux Paint, Falabracman, Escribir y el Banco de cuentos, porque comentó que le ayudaron a desarrollar su imaginación y fortalecer el aprendizaje de la lectoescritura.

Eyra Lisseth Masís Cruz, subdirectora de la escuela San Judas Tadeo, relató que la asesora técnica Yordanka Rodríguez, y la asesora educativa Luz Benavides, los invitaron a unir esfuerzos en el proceso de desensamblaje, por el dinamismo de la Generación XO de la escuela.

“Debimos esperar el permiso de los padres de familia y me acompañaron ocho estudiantes de décimo grado y uno de sétimo. Hoy se dio la oportunidad porque la escuela tiene los Encuentros Pedagógicos de Interaprendizaje (EPI) y trajimos a la Generación XO porque son chavalos motivados porque conocen el programa educativo”, detalló Masís.

La escuela San Judas Tadeo es de las primeras en haber sido beneficiada con el Programa Educativo. “Formidable los años con el programa educativo porque hemos visto un avance significativo. Ha venido a fortalecernos en debilidades que había. Para los maestros fue un reto porque a inicios había temor de enfrentarnos a algo nuevo, pero las capacitaciones que se estuvieron dando ayudaron bastante y seguimos recibiendo capacitaciones porque hay cambios de personal. Es un acompañamiento constante que nos fortalece a los maestros y por ende los niños mejora su aprendizaje”, dijo.