José y el gran viaje

Cierto día, un niño llamado José estaba viendo una serie en la TV, cuando de repente vio un anuncio que decía:  “Muy buenas tardes a todos nuestros televidentes, se les informa que en la NASA se está haciendo un concurso para ganar un viaje por el espacio, el objetivo es conseguir nueva información acerca del espacio. En el concurso podrán participar 75 personas, pero solo una será la gran ganadora, el plazo de inscripción es hasta las 2:00 p.m. Los que quieran participar, simplemente deben acudir a la NASA y dirigirse hacia la zona de concursos, muchas gracias”.

José, al escuchar eso, se dirigió rápidamente hacia la NASA, como él no tenía carro decidió tomar un bus, cuando llegó al bus, José se acordó que no tenía dinero, por suerte un familiar llamado Kevin, también se había subido al bus. José le contó que no tenía dinero y como el familiar era buena persona, le prestó.

José al llegar a la NASA se acercó a la zona de concursos, se inscribió siendo el último de la fila, al cabo de una hora, llamaron a los 75 concursantes a que pasaran a una sala, porque les pondrían una pequeña prueba que constaba de examen escrito. Al terminar el examen José obtuvo la mayor puntuación.

Luego los invitaron a entrar en la segunda sala, había una pequeña cabina de nave espacial que se movía de arriba hacia abajo, el reto era que las personas que participaban no tenían que vomitar, ya que en el viaje, los movimientos serían mucho más bruscos.

Los 75 entraron a la cabina, pero solo 37 resistieron los movimientos de la cabina. Después los invitaron a pasar a la tercera sala. En esta había una pequeña cápsula, con un tubo que la unía al centro de la sala, era como la anterior con la diferencia que giraba de lado a lado. En esta prueba solo José pudo resistir sin vomitar.

Al finalizar, José fue el feliz ganador del viaje. Ya en la nave le dijeron que disfrutara el viaje, también le dieron una cámara y unas páginas y lápiz para que pudiera anotar lo que encontrara.

La nave despegó con José abordo y allí empezó su viaje. 20 días después del despegue, José podía ver la tierra y la luna, además de un paisaje hermoso del espacio. 200 días después estaba demasiado lejos del sistema solar, lo único que podía ver era el sol. 2000 días después del viaje: José encontró 5 nuevas estrellas a las cuales llamó: Wismichu, WIllyrex, Vizon, Lincha y a la última José.

Al culminar su viaje José se encontró con el señor Steven, era el que había realizado el concurso, Manuel al que se le ocurrió el concurso y Julia la que apoyo económicamente, quienes hicieron entrega del premio de un millón de dólares a José, quien vivió feliz para contar su enorme experiencia.

 

Nombre: Mario Alberto Chavarría castillo

Grado: sexto

Edad: 12 años

Escuela: Ricardo Ernesto Maduro Andreu, Honduras