La escuela resiliente necesita líderes resilientes

Los líderes del siglo XXI nunca dejan de aprender, así como los Directores de los Centros Educativos. El Programa de formación a Directores impulsado por Fundación Zamora Terán, propicia espacios para el aprendizaje colaborativo, para el desarrollo de liderazgos humanistas y responsables.

El Programa de Formación a Directores apunta a desarrollar competencias digitales en plataformas tecnológicas y redes sociales, aprovechando sus herramientas para establecer comunicación y seguimiento del cuerpo docente a su cargo de manera asertiva. 

La metodología del curso está orientada en el aprendizaje basado Thinking Based Learning (TBL), como una metodología activa que enseña a los maestros a pensar, razonar, tomar decisiones y construir su propio aprendizaje a través del trabajo de los contenidos del currículo. El objetivo, por lo tanto, no es solo que los directores adquieran los conocimientos del temario, sino que también desarrollen destrezas y habilidades relacionadas con el pensamiento y puedan ponerlas en práctica en el futuro de forma autónoma, para cualquier otro tema, concepto o reto.

Para llevar a cabo un proceso de enseñanza-aprendizaje online, es necesario que integre las principales herramientas que ofrece Internet y permita el desarrollo de cursos virtuales interactivos, la teleformación, tutorización y seguimiento de los docentes. Es decir, un entorno educativo flexible, intuitivo y amigable, donde los maestros aprendan, compartan experiencias y conocimientos con el resto de la comunidad virtual a través de las distintas herramientas de comunicación, contenidos, evaluación y estudio que debe ofrecer. 

En este proceso de formación, han participado Directores de las escuelas beneficiadas con el Programa Educativo “Una Computadora por Niño” en Honduras y Nicaragua. Estos talleres han desarrollado temáticas como: Ética, la base para una sociedad más justa, gracias a la colaboración de la abogada Giselle Dávila y Comunicación Asertiva gracias al apoyo del Ingeniero Jorge Zelaya.

 

“El confinamiento no es excusa para dejar de enseñar, ni de aprender”