Panamá fortalece Programa Educativo

Dos nuevas escuelas de Panamá se sumarán al Programa Educativo “Una Computadora por Niño”. El país contará ahora con cuatro escuelas beneficiadas, gracias al trabajo de la Asociación Pro Niñez Panameña y el apoyo de Fundación Zamora Terán (FZT).

El Programa Educativo dio inicio en Panamá en 2017, año en el que se incorporaron las primeras dos escuelas. La Asociación Pro Niñez Panameña, conoció la implementación del Programa en Nicaragua de la mano de la FZT, quien desde entonces ha tomado un rol de asesor.

“Ambas instituciones trabajan en el tema de fortalecimiento de la implementación y en una metodología teórica práctica, de tal forma que Panamá pueda desarrollar el proceso en el campo”, indica Mariluz Salgado, Especialista Regional de Monitoreo y Evaluación de FZT.

Las primeras escuelas en ser beneficiadas fueron: Los Guarumos y Cerro Plata, donde según Salgado, el efecto a nivel de estudiantes fue una mejora significativa en la lectoescritura, gracias al desarrollo de competencias de lectura, que es algo en lo que la Fundación trabaja mucho, a través de la herramienta educativa XO y la formación docente.

Salgado aseguró que hay una mejora en la práctica docente, pues sienten que hacen una clase más dinámica y que la computadora les fortalece en su desarrollo profesional.

Las escuelas que se beneficiarán este año son: Hermana María M. Pérez, también conocida como El Bale y la escuela El Picador, las cuales se encuentran ubicadas en zonas rurales y se trabajaron 15 días en ambas, cuenta quien también viajó a Panamá.

“Hay dos escuelas control las cuales funcionan para medir el impacto en las escuelas donde se está ejecutando el Programa y que para hacer esto posible el primer día se capacitó a 47 voluntarios”, detalla María Cristina Montalván, coordinadora de Relaciones  Nacionales e Internacionales de FZT

El impacto que ha tenido la implementación del Programa Educativo en estas escuelas rurales se ha determinado mediante pruebas aplicadas a estudiantes y docentes. Según Salgado, se ha determinado que aquellos alumnos que eran más tímidos lograron desarrollar otros roles, que lo ayudan a tener mayor empoderamiento en sus áreas de estudio.

La Asociación Pro Niñez Panameña beneficia a estas escuelas con otros programas y son ellos quienes trabajan el tema de alimentación escolar, fortalecimiento pedagógico para el docente y el tema de mejoras en infraestructura.