Un fin de semana para cambiar toda una vida

“Para nosotros es un fin de semana en el año, nos quedan 51, pero para los niños es algo que no tiene valor”, expresa motivado Ronaldo Silva, de la gerencia de operaciones de Almacenadora LAFISE, al hablar de los procesos de repara

ción y mantenimiento de computadoras XO, que están realizando los fines de semana los colaboradores de esta empresa.

Almacenadora LAFISE, donante ejemplar del Programa Educativo “Una Computadora por Niño”, que implementa Fundación Zamora Terán, está apoyando procesos de mantenimiento y reparación sábados y domingos en diferentes departamentos de Nicaragua, gracias a los cuales se logra garantizar que miles de niños y niñas cuenten con una herramienta educativa que les permita fortalecer sus aprendizajes.

De acuerdo a Silva, cada vez que hay oportunidad y como Almacenadora LAFISE es una empresa dispuesta, él se suma a los procesos, orgulloso de la forma en que los colaboradores trabajan en equipo.

“Creemos que la base de todo es el trabajo en equipo. Somos una empresa que nos caracterizamos por eso, creemos que nada individual se puede hacer bien, tenemos que involucrarnos, tener la responsabilidad y deseo de hacerlo bien, eso es lo que nos ayuda a salir adelante. A veces uno cree que hay cosas que no se pueden hacer pero en equipo se logran esas metas”, comenta, agregando que así fue posible dar mantenimiento a 1,500 máquinas de niños y niñas de León y Chinandega, en esa ocasión.

Almacenadora LAFISE apoyó anteriormente el proceso de mantenimiento y reparación de computadoras XO en Matagalpa, Jinotega y continuarán colaborando en Granada, Rivas, Ometepe y Muelle de los Bueyes.

Al reparatón acudió con su hijo, porque afirma que es un momento que se puede pasar en familia, disfrutar y hacer la diferencia. “Tenemos alrededor de 52 domingos en el año y un domingo no va a hacer la diferencia para nosotros, pero sí para muchos niños. En este caso hablamos de más de 1,500 niños, 1,500 familias que con un fin de semana que estemos sacrificando no nos va a afectar y si sabemos administrar podemos traer a la familia. Algunos traen a sus esposas, esposos, a sus hijos, para tratar de involucrarlos y sentir algo diferente”, expresa.

Bianka Fernández, hija de una colaboradora de Almacenadora LAFISE, comenta que para ella es un domingo en el que hará las tareas un poco más tarde, pero vale la pena por pasar tiempo con su mamá y apoyar a la niñez de Nicaragua.

“Mi mamá trabaja en Almacenadora LAFISE, me dijo que iba a haber un reparatón de computadoras. Me ha ido bien, algunas máquinas me han costado, pero las he logrado reparar, me costó sobre todo la reparación de bisagra y tarjeta madre. Por lo general los domingos los dedico a hacer tarea, pero como este domingo vine a apoyar haré tareas hasta que llegue a la casa”, relata Fernández.

Describe la experiencia como algo bonito para madre e hija y afirma que aunque hablaron poco el sábado han pasadomomentos agradables. “Ha sido una experiencia muy bonita para las dos. La verdad yo llegué a dormir ayer (sábado) porque estaba muy cansada, pero siento que valió la pena el cansancio”, señala.

Además de colaboradores de Almacenadora LAFISE, participaron en el proceso en León, colaboradores de sucursales de Banco LAFISE de las sucursales de León y Nagarote.

Los procesos de mantenimiento y reparación permiten alargar la vida útil de las computadoras XO y que los niños y niñas beneficiados con el Programa Educativo “Una Computadora por Niño” cuenten con una poderosa herramienta educativa en sus proceso de aprendizaje.