Viviendas adecuadas para estudiantes de Programa Educativo

IMG_1942

Con el objetivo de ampliar los beneficios de los niños y niñas del Programa Educativo “Una Computadora por Niño”, Fundación Zamora Terán y Hábitat para la Humanidad Nicaragua, unen esfuerzos para brindar viviendas adecuadas a estudiantes de escasos recursos.

Hábitat Nicaragua toma muy en cuenta la parte educativa en sus proyectos de construcción de vivienda adecuada, por lo cual decidió trabajar junto a Fundación Zamora Terán con niños de escuelas beneficiadas con el Programa Educativo.

Luego de un largo proceso de selección se decidió trabajar con tres escuelas de Ciudad Sandino: Bautista Betania, Villa Soberana y Roberto Clemente, tomando en cuenta el criterio de concentración que requiere el proyecto.

En el desarrollo de esta alianza se trabaja además en coordinación con el Ministerio de Educación, como uno de los aliados claves de Fundación Zamora Terán en el trabajo con las escuelas.

Luisa Pérez, Coordinadora de Proyectos de Fundación Zamora Terán, explicó que se trabajó un instrumento socioeconómico para levantar información de las familias, se preseleccionaron casos para que Hábitat los analizara y posteriormente se visitaron las casas, con equipos de ambas organizaciones.

“Paralelamente a las construcciones se desarrollará un proceso educativo con las familias, abordando educación financiera y vivienda saludable. La educación financiera aborda el manejo eficiente de los ingresos familiares y en vivienda saludable se les instruye para crear hábitos de orden e higiene”, añadió Pérez.

Este proyecto abarca 30 mejoramientos habitaciones, con módulos semilla de 18 metros cuadrados, como una base para que la familia siga construyendo y expandiendo su hogar.

Hasta el momento se han seleccionado 18 casos, entre ellos el de Olaska, estudiante de primer grado de Bautista Betania.

Olaska es la mayor de tres hermanas, ella relató que su actividad favorita en la XO es TuxPaint y lo que más le gusta pintar en ella son casas.

Frank Matus, Director de Hábitat para la Humanidad Nicaragua, se mostró emocionado al conocer a la familia de Olaska y afirmó que la alianza con Fundación Zamora Terán permitirá apoyar a las familias para que tengan una vivienda adecuada. “Trataremos que la casa de Olaska se parezca a la que ella dibuja en su XO”, expresó.

Como parte del proyecto la familia debe aportar la mano de obra no calificada, tomando en cuenta que ambas organizaciones trabajan con donaciones y que es importante que los miembros de la familia y la comunidad contribuyan en estos proyectos de desarrollo habitacional, que sientan la pertenencia de esta nueva construcción.

La construcción de estos módulos semillas está previsto para el próximo año, una vez que se completen los 30 casos y se gestionen las donaciones.