Voluntariado una experiencia enriquecedora

Como una experiencia “enriquecedora” describió Eduardo Alfonso García su voluntariado dentro de Fundación Zamora Terán Honduras, por considerar la convivencia con otros voluntarios y el compartir hace más agradable el apoyar a la niñez

“En la fundación Zamora Terán encuentras personas que a mi parecer cuenta con una calidad humana dentro de un entorno cómodo, divertido y amigable. La convivencia con otros voluntarios y el compartir anécdotas enriquece aún más la experiencia. Pese a eso, no se debe olvidar que no es un área social, sino de trabajo por un bien lo cual es imposible olvidar debido a las múltiples tareas que se pueden realizar para ayudar en la fundación”, expresó.

Eduardo estudia Informática Administrativa en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, encontró fascinante la labor que realiza Fundación Zamora Terán porque representa una contribución ejemplar a la sociedad, en especial al futuro de la niñez. “La fundación se encarga de transferir a los pequeños un importante conocimiento a través de las computadoras XO como herramienta tecnológica de trabajo, imagino fue algo difícil de emprender y un trabajo muy admirable”, dijo.

Afirma que ser voluntario en el Programa Educativo es enriquecedor porque ayuda y también recibe. “Todo el conocimiento que adquirí es y será de mucha utilidad en mi vida profesional y no descartaría el volver cada vez que el tiempo me lo permita y a todo aquel que me encuentre o me lo pregunte, contarle al respecto de lo increíble que es ser un voluntariado en la Fundación Zamora Terán”, remarcó.