Voluntarios en Acción fortalece plan de formación

Para preparar líderes multiplicadores comprometidos con la sociedad nicaragüense

El Plan de Formación del Programa Voluntarios en Acción, de Fundación Zamora Terán se ha reestructurado, para preparar líderes multiplicadores, comprometidos con la educación y la sociedad nicaragüense.

Sofana Barreto, Coordinadora del Programa de Voluntariado, explicó que esta reestructuración se realizó manteniendo los tres principios de su creación: el autodesarrollo de los voluntarios a través de la atención de nuevos conocimientos y nuevas experiencias a través de su acción voluntaria; el compromiso, es decir que desarrollen el sentido de responsabilidad con las tareas que les han sido asignadas; y cooperación con los voluntarios y miembros de la organización, así como con la comunidad en general.

“Lo que hemos estado haciendo es reestructurar el plan de formación con base en esos tres principios. El plan está estructurado para 12 semanas que es promedio el período de la acción voluntaria. Estas actividades como técnicas de evaluación, talleres técnicos, de formación laboral, se hacen una vez cada dos semanas en coordinación con las áreas.

Conociendo a la familia FZT

El primer paso del Programa de Formación es el taller de inducción, en el cual los voluntarios conocen acerca de la Fundación Zamora Terán, el Programa Educativo “Una Computadora por Niño” y la misión OLPC.

Barreto comentó que en esta primera parte se busca sensibilizar a los jóvenes, mostrándoles que no es solamente entregar computadoras, así como ellos no vienen solamente a repararlas, “porque su legado va mucho más allá de eso”.

La inducción concluye con la capacitación práctica en el área en el que el voluntariado apoyará, para dar paso a las sesiones de evaluación, con debates y otras actividades.

“Estas sesiones están enmarcadas en los mismos tres principios, además en el saber, saber hacer y ser. Al ser voluntarios que trabajan en una organización que trabajan por la educación, es importante que se empapen de información y del contexto social nicaragüense y del sistema educativo en Nicaragua”, expresó Barreto.

En la semana 8 del plan de formación se imparte el taller de formación laboral, que consiste en una capacitación práctica, sobre elaboración de currículo vitae y tips para la entrevista laboral.

“Usualmente los voluntarios que nos apoyan están entre tercer y quinto año de la universidad, entonces el voluntariado de la fundación se vuelve como una plataforma de impulso y preparación, antes de que ellos sean insertados en el mundo laboral”, añadió la Coordinadora del Voluntariado.

En el caso de las capacitaciones técnicas, consisten en impartir una clase sobre una temática propuesta por los mismos voluntarios y luego coordinada entre la Fundación y las universidades en base al plan de clase, para que sea un reforzamiento.

“La idea es que los voluntarios que cumplan con todas las actividades del plan de formación se entreguen reconocimientos donde se establezca que el voluntario participó en actividades para el desarrollo de buenas habilidades en comunicación escrita y oral, taller de formación laboral, pensamiento crítico etc…”, finalizó Barreto.

Plan formación VEA